martes, 7 de junio de 2022

 ¿Cómo explicar a los incrédulos,

que estas en el centro de todas mis cosas

principio y fin

de mi caos perpetuo?

¿Cómo explicar

que surges perpendicular al asombro

y la incertidumbre cotidiana?

Que me declaro culpable

de todos los pecados

que deseo cometer cuando te pienso.
Cómo explicar

el aroma de mis sueños

que lleva impreso

Tu nombre
eternamente .



martes, 31 de mayo de 2022

Poema de hoy

 

Pisar hojas secas
en opaca intermitencia.


Escuchar el crujir
idéntico al devenir del mundo.


Codearme con fanáticos,


 insensibles


e hipócritas.


Esquivar la falsedad del abrazo cotidiano.


Permanecer inmóvil

desde mi cáscara.


Repetirme hasta el hartazgo.

Empuñar la espada y salir.


Elevarme y Soñar.


Acariciar a los niños tristes

 con las entrañas
de mi humanidad, toda.




La patria es un lugar
casi desierto.

El poder contamina las mentes.


En que escritorio olvidado duerme la justicia?


Voces al cielo y plegarias se elevan


junto a mi estandarte de colores,


Como un ramillete de pimpollos en flor.



Mi esperanza  dibuja en el viento

 una canción.

Me encandila este Buenos Aires 

cautivo de sol,
que en el desorden de la cama
despereza el amor.






 

lunes, 16 de mayo de 2022

 

 Solo tú bien sabes

cargar la luna sobre tus hombros

                                                      (para mí).

 

Deslizarla sin prisa entre las sábanas

y los cuerpos brillantes,

sudados,

acariciando las palabras de amor

                                                (y del escándalo).

Solo tú,

me erizas desde las entrañas

con susurros que se pierden

 entre piernas florecidas

y eclipsan

            cuando gritas mi nombre.

 

Solo tú .

me enciendes    y conquistas

cuando desvaneces en la tibieza de mis brazos

y el corazón estalla

en un solo latir apocalíptico e inconfesable.




 

domingo, 17 de abril de 2022

En lo oscuro

 

Hoy quiero compartir un poema diferente,

inspirado en la violencia,

en aquellas situaciones

 que a veces vemos como "lejanas",

 y sin embargo las tenemos a la vuelta de la esquina.

Siempre hay "alguien" que necesita nuestra ayuda

para darse cuenta que existe "una vida diferente".




 

En el frío de las sábanas
dormita sus deseos cobardes
de muerte.
                ( o venganza?).


Desde sus órbitas oscuras
intenta comprender el mundo

                     (inexistente para ella).


Anuda la paciencia (o el miedo?)

en las cuentas de un rosario
frente al cercano puño de “su hombre”
y se pregunta
“Dónde emigró el amor?”.

 

Un soliloquio mórbido
la atormenta.
Intenta recordar el primer golpe.
Acusa.
Justifica.
ACUSA.
Palpa la catástrofe implacable
y muerde la tierra
una y otra vez
SUPLICA
La lluvia arrastra 
los últimos rasguños desafinados

 

martes, 29 de marzo de 2022

El poema de hoy

 

Cada día, eufóricos de colores
somos,
centímetro a centímetro 
una historia inédita

                                                       (entre paréntesis)
                                            que estrena calles despintadas.

 

Un diamante que se quiebra

en lo absurdo

y sonríe en lo azul.

 

Vos y yo,

Y cientos de estrellas

titilando en los bordes del cristal. 


Hoy,

nos envuelve la brisa

 con su ebriedad de luciérnagas

mientras los labios descienden con sus espaldas al infinito.


Huye el tiempo

celoso, en su imposibilidad de devorarnos.

Cae el telón.




 

 

lunes, 21 de marzo de 2022

Esta mujer

 

Esta mujer que soy

viste las sombras solitarias

      de terrones de azúcar.

 

Arropa de terciopelo la quietud de las tumbas.

Renueva las flores.

Convierte cada pétalo en canción bajo la lluvia.

 

Elige una sinfonía y la eleva al cielo.

Baila descalza sobre la tierra húmeda,

se nutre de aromas y vuelos.

 

Esta mujer que soy

se inventa pájaros felices

que irán a beber en el surco de tus manos.

 

Descorre a besos el oro de trigales

Y te aguarda bajo el sol enamorado.

 

Esta mujer de hoy

   Se atreve a todo, POR TI.




 

jueves, 20 de enero de 2022

Un sueño

 

Soñaba la tarde 

que no deseaba morir.

 Agonizaba los últimos vestigios de luz en las arenas.

 

Soñaban las gaviotas

La libertad enamorada de su vuelo, 

                            salpicándose de sal.

 

Soñaba el viento

acurrucándose en la musicalidad de una caracola.

 

Soñaban los niños y sus cometas al cielo

 elevándose por encima de lo posible.

 

Soñaban los hombres volver a ser niños.

Soñábamos...

 tu y yo

con la perpetuidad de este instante de amor.




  ¿Cómo explicar a los incrédulos, que estas en el centro de todas mis cosas principio y fin de mi caos perpetuo? ¿Cómo explicar que surge...