martes, 13 de julio de 2021

Adoro

 

Adoro

tus besos al despertar

 cuando reeditan en capítulos

 nuestra noche amanecida,

y la epidermis estalla en mil estrofas

censuradas al público.

 

Te adoro a ti

en el manicomio de mis ángeles,

                                                                         venerándome,

convirtiéndome en oración

                                 y milagro.

Adoro

refugiarnos en el temblor 

de la página siguiente,

con las manos entrelazadas

en la fidelidad silenciosa del futuro.




 

 

 

 

viernes, 25 de junio de 2021



Hoy no quiero pronunciar versos
ni vestir de metáforas la tarde invernal.


Escucho tu voz
(que desnuda desde los pies al alma).

Suspiro

y me convierto en flor.


                                                                    Pétalo a pétalo

                                                                 me deshojas

            (Me quieres mucho-poquito, nada..

         Me quieres mucho..)

                        Beso tus dedos
                                                           (tan mágicos como la vida).

        

 Rojizos y celestes

pintan las miradas

      en el crepúsculo febril 

que nos abraza.


 

martes, 15 de junio de 2021

Mi princesa

Aquí estoy.

A sus pies.

Con la debilidad de la flor

                entre mis manos.

Con el temblor de los años.

Encontrándome en la mirada

 de esta mujer

que se sabe amada

                       (por mi).

 

Ella, conmigo,

acaramelando la nostalgia,

en la evocación de una vida.

           (Juntos).

 

Cuando se arremolinaban 

las ganas

en cualquier escondite,

y los tímidos desnudos

eran ángeles entre versos.

 

Dormir hasta tarde

 los domingos

 Bebernos,

                    junto al café.

Amarnos,

como el viento ama a la luna nueva

disfrutándonos,

como si el tiempo

no tuviese prisa.   

  


       
 

lunes, 31 de mayo de 2021

Antes de tí

 

Antes de ti,

no existía nada,

                               o casi nada.

 

Apenas los caminos

 de círculo de caracol,

las cobijas de los muertos,

y la sed del frio.

 

Antes de ti,

el sol no era más

 que la vergüenza sutil

 de un destello.

 

Los libros de amor

 dormían en sepia

sobre estantes marchitos.

 

Así era el mundo.

(Que no era mundo.)

Antes de ti …

Sin ángeles ni infiernos

 en la memoria.

Así estaba todo.

Pero llegaste.




lunes, 17 de mayo de 2021

Mi otra yo

 




Ella.


La que vive en la habitación 


de adentro,


y no se deja despeinar


 por las olas en las tardes.

 

Esa “otra”,


que sacude al viento las preguntas


y ahuyenta el sol,


cuando abre su paraguas gris.

 

La que aúlla buscándote


 en el caer perezoso


de un otoño indiferente.

 

La que grita el hambre


y muerde las agujas del tiempo


                           (en infinita ausencia).

 

La que se viste de amapola


a la orilla del abismo

                                      (por ti).

 

La oveja negra,

                        Descarriada,

                                        Desterrada,


 tejiendo en oro metáforas


 delineando tu sonrisa.

 

Ella/ la otra/ tras de mi /


 volviéndose blanca.

                               (para ti).

                




 

 

 

martes, 4 de mayo de 2021

Eternidad

 

Alguna vez

entre lágrimas

el corazón gritó

cuando los labios pronunciaron

lo nunca dicho.

 

Aquella tristeza


                                 / del pasado/


Se fundió en el abrazo

 que vistió de seda la tarde .


Entonces,

una risa enorme nos habitó  las pieles...

y volvimos a ser ... 

                            Alguna vez


                                            fuiste silencio


                                y no comprendí.

                       Alguna vez


                                          nuestras almas


se amarraron para siempre .



 

jueves, 22 de abril de 2021

Despedida

 


Era suyo el horizonte

cuando bordaba con hilos de plata

las siluetas de los barcos en la lejanía.

 

El naufragar impaciente en pos de una caricia.

Los puertos y las esperas

                                         / inútiles/

Como sombreros que se agitan al viento.

 

Suyos,

los castillos de arena

                tan altos como sueños.

 

Las grietas saladas en surcos inabarcables.

La osada ilusión de los graffitis

corroídos en el tiempo.

 

Era suya

la impetuosidad del océano

tan fatal 

                            como el adiós.  



Adoro

  Adoro tus besos al despertar   cuando reeditan en capítulos   nuestra noche amanecida, y la epidermis estalla en mil estrofas ce...